La Trattoria, adiós… nos vemos al regreso

La TrattoriaLa Trattoría es una pizzería que vengo recomendando desde el mes de junio cuando fui por primera vez. Es un proyecto montado como experimento a pulmón en un negocio que ya funcionaba de día con un perfil totalmente diferente pero que consiguio dar con un producto muy bueno, me animo a arriesgar que en términos de calidad de la pizza estuvo entre los mejores de la ciudad.

Esto es así al punto de que fue una de las 5 pizzerías que incluimos en el recorrido el día que salimos a buscar la mejor pizza/pizzería de Córdoba con un grupo de amigos entendidos en materia gastronómica. La performance de La Trattoría en la recorrida de pizza/pizzería fue muy buena, se quedó con el segundo lugar al evaluar la pizza y también con el segundo cuando además se tuvo en cuenta la experiencia completa de ir a comer pizza. Por otra parte, y esto ya es una apreciación personal que va más allá de los datos duros de la recorrida, fue la pizza/pizzería que tuvo la mejor relación precio-calidad.

Todo muy lindo hasta aquí pero ¿a qué viene todo este preámbulo? Resulta que desde este fin de semana, la pizzería La Trattoría deja de existir como la conocemos. Así es, seguirá funcionando como comedor diurno pero ya no estará más este proyecto/experimento de vender pizzas italianas por las noches.

El cierre se debe a que por estos días el pizzaiolo Marco Tebaldi emprenderá el retorno a Italia. Lo hace con la promesa de volver y retomar la actividad en un lugar propio pero sin fecha prevista de regreso ni mayores precisiones.

Como no podía ser de otra manera, fui a comer la última pizza de este experimento. En este caso pedí una de cuatro quesos y rúcula y jamón crudo acompañada de una cerveza bien helada.

Para cerrar, un postre helado hecho a la manera de La Trattoria compuesto de helado, café, merengue y crocante de chocolate. Delicioso.

Así nos despedimos de La Trattoría, éxitos y nos vemos al regreso.

2 Comments

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Es una auténtica pena para la ciudad. En mi familia se la va a extrañar. Ojalá que el impasse no se prolongue por demasiado tiempo.
    Aprovecho a saludarte, Mauro. Qué disfrutes de una gran Navidad.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*