Mis Fotosecuencias

Pizza Italia

Siguiendo con el raid vacacional y triglicérico, y aprovenchando que por estos días todos los días son sábado, fuí a conocer un clásico de estas latitudes: Pizza Italia.

Pizza Italia es un restaurante ubicado Lavalleja 1388 precisamente en barrio ¿Cofico? o…  ¿Alta Córdoba? y que a fuerza de servicio por más de diez años se ha convertido en uno de esos puntos que hay que conocer en la ciudad. Las recomendaciones que tuve del lugar fueron, francamente, muchas pero esas cosas de la vida terrenal no me permitían llegar hasta allá y darme el gustito. Finalmente pude ir.

El lugar está bueno. Cuenta con dos salones climatizados, más un pasillo para fumadores y todo el frente para quienes gusten cenar al aire libre.

La carta está muy bien. Muy prolija y lejos de los sesgos de mis prejuicios incluye sabores alemanes, bife de chorizo, tablas, rabas y varias cosas más que sinceramente no pensé que encontraría. Por lo que pude observar en otras mesas, la presencia de todas estas opciones es bastante buena.

Appetizer. Genial. Mientras uno lee la carta y sin siquiera decidir que tomar, el mozo gentil apoya en la mesa un plato con pan de pizza caliente cortado en lonjas, otro con jamón crudo, queso, aceitunas y salame. Por otro lado, una cazuelita de hongos.

Ahora si, sin apuros, picando y tomando una cerveza encargue una pizza de ocho (también las venden de seis) porciones, mitad muzzarella y mitad de roquefort. Muy buena también y un poco más grande de lo habitual.

Para terminar, algunas pastillitas al azar:

Precios. Razonables. Si pidieramos las variedades mas caras y los vinos mas caros, seguramente, pagaríamos mucho pero la carta brinda un abanico de opciones que permite pasar un buen momento evitando una cuenta por demás «saladita«.

En este caso la pizza costó $19.50 más $28.50, recordemos que dividen el precio según las variedades elegidas, y las cervezas $22. No tomé chopp.

Una opción más que recomendada. Eso si, si está lleno, busque otro lugar… no se quede como un mendigo en la puerta. Vamos, al menos es lo que yo haría. 🙂

Salir de la versión móvil