Zampa Cocina el bar de Pablo de Río

Zampa Cocina el bar de Pablo de Río

Zampa Cocina es el nuevo proyecto de Pablo del Río. O mejor dicho, Zampa Cocina es el resto bar de Pablo del Río que está próximo a cumplir su primer año pero que yo no había podido visitar antes.

Este resto bar funciona en una esquina céntrica de Mendoza, en Mitre y San Lorenzo, donde anteriormente estuvo el restaurante Siete Cocinas también propiedad del cocinero Pablo del Río.

Zampa Cocina el bar de Pablo de Río

El lugar. El concepto del bar es bastante sencillo, casi yendo a lo seguro y con una muy buena implementación. Zampa cuenta con un local ambientado “con onda“, producto de calidad en porciones pequeñas para compartir, buenos vinos y buenos cócteles. Todo esto en un ambiente cálido y con una muy buena atención por parte de la gente que monta el servicio, al punto de que en mi visita se acercó Pablo a saludar y cruzar unas palabras.

La comida. El concepto del lugar es claro por lo que no hay razón para ir en contra. Así es que decidimos pedir varios platos para compartir mientras conversábamos y tomábamos un vino bonarda de Colonia Las Liebres del cual no recuerdo el precio.

Lo primero que pedimos fue Croqueta de ossobuco y chips ($95) pero no queda más por lo que me quedé con ganas de probarlas. Seguimos con… o mejor dicho arrancamos con Torreja de espinaca, limón, semillas de girasol ($75) que vino acompañado de una lactonesa y ketchup casero, Pate de campo y tostadas ($95), Hueso de caracú al horno y tostadas ($130) una genialidad que no es muy frecuente encontrar en un restaurante y cerramos con Espinaca, vegetales de otoño y huevo ($95).

La carta de Zampa está disponible para descargar desde la web e incluye los precios por lo que uno puede conocer de con antelación la oferta y estimar cuanto gastar para evitar sorpresas al final de la noche.

Para cerrar la noche opté por saltear el postre y probar un trago que según nos informaron estaban 2×1. Pedí Pisco Blanc (Pisco Mistral, Sauvignon Blanc, limón y claras ($120)), una versión aggiornada del tradicional pisco sour que estuvo muy bien e invita a no cortar la charla de sobremesa.

Y ahora si, tras haber disfrutado de una agradable comilona en Zampa Cocina, llegó el momento de pedir la cuenta e ir a dormir que ya era más de las 00 horas y al otro día se trabaja.

Más info: Zampa cocinaTwitterFacebook

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*