Visita al criadero de truchas en Río Ceballos

Visita al criadero de truchas en Río Ceballos

Antes de comenzar a describir la experiencia lo importante es aclarar que visitar el criadero de truchas de Río Ceballos debe tomarse como un día de paseo y no limitarlo a una visita a restaurante.

Pesca de trucha en Río Ceballos

El criadero está cerca del Dique La Quebrada en una zona elevada de Río Ceballos rodeado de cerros y una espesa vegetación. El lugar cuenta con las piletas para cría, estanque para pesca, tienda donde comprar productos, cabañas sobre la ladera de uno de los cerros y un restaurante.

La metodología del paseo es sencilla. Al ingresar al predio de paga una entrada ($40), luego se alquila la caña de pescar ($90) que puede compartirse entre los visitantes.

Lo que se pesca no se puede devolver al agua sino que se pesa y quién lo pesca está obligado a comprar esa trucha. El precio es de $290 el kilo sin limpiar, una vez determinado el peso (y el precio) recién se limpia la trucha y la freezan mientras dure nuestro paseo por el predio.

Al salir retiramos las truchas freezadas sumando algunos productos que elaboran un comercializan como mermeladas, escabeches y vino.

El restaurante

Pesca de truchas en Río CeballosEl restaurante está ubicado sobre la ladera del cerro lo que le brinda una vista privilegiada del predio.

La propuesta gastronómica no la terminé de entender. La carta era un tanto larga y con mucho marisco, salmón y otros productos congelados que a mi entender poco tienen para hacer en un criadero de trucha.

Quiero decir, siendo productores de algo tan noble como la trucha no veo porque ofrecer otra cosa y mucho menos porque alguien viajaría hasta allá para comer salmón congelado. La carta de vinos tampoco parece guardar relación con lo que producen y venden.

Por mi parte opté por ir a lo seguro con una Trucha a la manteca negra ($170) pero en la previa pedimos un surtido de fiambre, quesos ($150) y escabeches de vizcacha ($150) con empanadas de trucha frita ($35) como para ir rompiendo el hielo.

La atención es informal, ese día estaba sola la cocinera porque su compañero había sido invitado por Nicolás Marchetti al programa de Mario Pereyra en Cadena3.

En resumidas cuentas el producto es superior y merece la pena hacer el viaje hasta Río Ceballos para vivir la experiencia.

Los precios pueden presentar variaciones dado que mi visita fue hace un mes y la forma de pago es de contado efectivo.

Más info: Criadero de truchas en Río Ceballos.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*