Carrillera al malbec

Escrito el 16 Octubre 2016, 01:31am en Salados

Tagged with: , , ,

El viernes por cuestiones de mi vida terrenal tuve un almuerzo en Buenos Aires, en la zona de San Telmo. Un terreno bastante desconocido para mi dado que si bien anduve alguna que otra vez, como aquella vez que fui a cenar Canelones de molleja en Café San Juan, nunca pude ir a hacer una recorrida gastronómica como debe ser y como el barrio amerita.

Carrillera al malbec en SagardiEste almuerzo se realizó en Sagardi, en calle Humberto 1° al 319, un restaurante vasco que cuenta con barra de tapas, pintxos, cañas y otros exponentes de esa cocina. Por una cuestión de organización el menú se limitó a dos opciones que llegaron a la mesa tras un tapeo bien regado, salmón blanco por un lado y carrillera al malbec con cremoso de papas.

Al esta altura creo que demás está decir que me incliné por la carrillera al malbec:

Carrilleras de vaca al malbec

Una foto publicada por Mauro Duarte (@becube) el


(más…)

Canelones de molleja en Café San Juan – Buenos Aires

Escrito el 3 Noviembre 2014, 11:39pm en Reseñas

Tagged with: , , , ,

Canelones de molleja en Café San JuanCafé San Juan es un restaurante al que muchos conocimos por sus apariciones en televisión. Pero al que llegué de pura casualidad.

En uno de mis pasos fugaces por Buenos Aires este año tuve un par de horas libres al horario de la cena así que aproveche para salir a caminar buscando donde comer. Cuadras más, cuadras menos y un tramo en subte también, me encontré perdido por San Telmo hasta que di con este restaurante al que tanta veces vi en televisión.

Café San Juan está ubicado en la avenida homónima al 450. El espacio es reducido, no recuerdo haber visto más de 8 mesas afuera y otro tanto adentro. Al llegar, un mozo casi sin mediar palabras me marcó la cancha “Si no tenes reserva solo te podes ubicar afuera y no aceptamos tarjetas, solo efectivo, ¿te preparo la mesa?”. Pese a lo fresco de la noche acepté. Adentro una mesa reunía a caras conocidas del ambiente del rock nacional que ordenaban platos y botellas como si no hubiera un mañana.

El restaurante no cuenta con carta individual ya que los platos están escritos en dos pizarras, una para las entradas y otra para los principales. Las trae el mozo y explica que las porciones son abundantes, que en caso de pedir entrada lo ideal es que sea para compartir. También aclara que los platos tienen demora debido a la elaboración. Por otra parte llega la carta de bebidas con vinos del rango de Catena Zapata y Rutini, cervezas, gaseosas y aguas.

Canelones de molleja en Café San JuanEl plato elegido fue Canelones de mollejas, ricota, acelga y nueces con salsa de tomate y crema[$160]. Dos imponentes canelones presentados directamente en una olla metálica con abundante salsa que fue realmente una delicia. Postre no probé pero no tengo dudas de que habrá una próxima visita para indagar un poco más acerca de las preparaciones del lugar.

El dato negativo, aparte de que no reciban pagos con tarjetas, fue que al pasar al baño me llevé una gran sorpresa y no precisamente grata. El baño es también pequeño y bastante sucio para mi gusto, quizás no sea una constante pero sinceramente el día que lo visité dejó bastante que desear en este aspecto.

Café San Juan es un restaurante cool, con buena cocina, atención con mucha onda y vinos que van a lo seguro, una combinación que no puede fallar.