Ceibo Restaurante, cocina de campo en Mendoza

Escrito el 27 Abril 2015, 09:46pm en Reseñas

Tagged with: ,

Ceibo restaurante MendozaLas recomendaciones para que vaya a conocer Ceibo Restaurante en Mendoza me llegaron de varias personas, todas las veces estas recomendaciones llegaron vía web. La última fue el martes pasado cuando casualmente me encontraba en Mendoza alojado a la vuelta del lugar. Forzado por la situación no tuve más alternativas que ir a ver de qué se trataba todo eso.

Ceibo Restaurante ofrece una propuesta de campo tipo gourmet creada gracias a la sinergia del chef Mauricio García Hudson y su esposa, la sommelier, María Eugenia Loria. El restaurante funciona en una casona ubicada en 25 de mayo 871, frente a Plaza Italia de la ciudad de Mendoza.

Llegué al Ceibo Restaurante pasadas las 21hs. sin reserva previa como lo hago en general, pedí un lugar y me dispuse a vivir esta nueva experiencia. Si bien estaba muy cansado por el largo trajín del día laboral, no contaba con mucho apetito pero al ver que en la carta ofrecían Empanadas de ossobuco al Malbec ($25) supe que debía pedirlas o no me lo perdonaría. Ordené una empanada, una botella de 375cc. de vino mablec de Bodega Renacer($35) y continué leyendo la carta buscando el plato principal. El plato fuerte de la noche resultó ser Pastel de chivo al limón con puré de papas perfumado con ajo al rescoldo ($180). Hasta aquí todo venía performando por sobre las expectativas.

Al postre pensé en pasarlo por alto e ir al hotel a dormir pero la amabilidad de la moza al ofrecer algo más hizo que finalmente me inclinara por probar algo dulce para llevarme una opinión un tanto más completa. Y fue el acabose.

No pedí la carta de postres, la atenta moza de Ceibo Restaurante me recomendó lo que tenía a disposición. Las opciones fueron: Crème brûlée, si bien no soy una personas que conozca a fondo la vida de campo, les puedo aseverar que pese a haber leído incontables veces el Martín Fierro no recuerdo que nuestro gaucho se haya deleitado con este postre; Frutillas con crema ($50) compuesta por un poquito de crema a un costado, unos merengues que no se bien que hacían allí, algunas frutillas cortadas ¡CONGELADAS! y dos uvas que tampoco entiendo que hacían allí pero que allí estaban y también ¡CONGELADAS! cerrando lo que definí en su momento como un postre para gente con tratamiento de conducto. Por último había un tercer postre que no recuerdo y, para ser sincero, a esta altura tampoco me importa mucho.

Dato de color. En paralelo, mientras yo terminaba mi vino y abandonaba el postre para gente con tratamiento del conducto, una pareja se sentó, pidió un vino y comenzó a leer la carta. La pareja fue una como cualquier otra hasta que el hombre dijo que sentía que el vino no estaba bien, llamó a la sommelier y lo probaron intercambiando posiciones al respecto hasta que ella ofreció cambiarlo. El siguiente vino, si mal no entendí, fue un Sol Fa Sol de Marcelo Pelleriti que nuevamente comenzó con idas y vueltas hasta que finalmente volvieron a retirar el vino. Ya con el tercer vino en la mesa y midiéndose con la mirada, la sommelier prometió que solo pagaría el vino que consuma convencido de que está correcto y el comensal aseguró que se quedaría con este vino sin chistar. El vino cayó a la copa, el hombre lo probó y aprobó de inmediato. Volvió la calma a Ceibo Restaurante, todos respiramos con tranquilidad y yo me retiré a descansar que ya casi llegaba la medianoche y al otro día el despertador me castiga muy temprano.

En resumidas cuentas, la empanada tanto como el principal de Ceibo Restaurante estuvo muy bien así como los huevos que le pone a las contingencias. Pero el postre vino en caída libre y esa es la imagen que fui masticando hasta llegar al hotel. Hoy, ya con la mente en frío, puedo evaluar y decir que estuvo bien y que sin dudas volvería a comer a Ceibo Restaurante. Ah, eso si: postres no, gracias.

(*) Los precios de Ceibo Restaurante son apróximados porque no encuentro el ticket con el detalle de lo consumido. El dato concreto es que pagué casi $320 propina incluida.

Menú de seis pasos en Nadia O.F. en Mendoza

Escrito el 19 Octubre 2014, 02:59am en Reseñas

Tagged with: , , , ,

Menú del 19 al 25 de septiembre en Nadia o.F.

Menú del 19 al 25 de septiembre en Nadia o.F.Nadia O.F. es un restaurante ubicado en Mendoza surgido de la fusión de la creatividad de una farmacéutica española maridados con vinos de la bodega O. Fournier que tras un paso por Chacras de Coria desembarcó en pleno centro de la ciudad, en la callo Chille 894 (esq Montevideo).

Antes de seguir con la reseña permitanme traer a la mesa un dato de color sin intención de sumar karma ni de meter presión a nadie pero Nadia Haron, chef y propietaria del restaurante, es nacida en España, puntualmente en San Sebastián, la ciudad con mayor número de Estrellas Michelin por metro cuadrado y la segunda por cantidad de habitantes luego de Kyoto en Japón. Nada más que agregar, solo ese dato y volvamos a lo nuestro.

Menú del 19 al 25 de septiembre en Nadia o.F.

Entrada en Nadia O.F: Roll de manzana y morcilla con jugo de soja

El restaurante funciona en la misma propiedad que Winery, en pleno centro de la ciudad pero en un patio interno alejado del ruido. Presenta una propuesta de seis pasos [entrada y principal a elección, el resto predefinido] maridados con cuatro vinos de la Bodega O. Founier que avanzan en complejidad conforme lo requieren los platos. La atención es correcta, los baños mantienen la higiene, los platos son de autor y se cambian cada semana.

La carta del restaurante no está publicada pero se envía por correo a quién la solicite. Esto es debido a la dinámica de cambiarla todas las semanas y a que prefieren mantener el factor sorpresa en sus comensales. Visité Nadia O.F. a fines de septiembre, el menú de esa semana fue:

Aperitivo

Kebab con curry
Helado de “Ajoblanco” con sopa de Gazpacho y polvo de jamón

Entrada

Roll de manzana y morcilla con jugo de soja

Principal

Risotto de noisette con huevo a baja temperatura y hierbas frescas

Postre

Leche merengada
Lemon curd

Llegue al restaurante tras una cadena interminable de mails y desaciertos en términos de agenda/viajes/etc que hicieron que no pueda saludar personalmente a la propietaria pero de todas maneras aprovecho para recomendarlo porque es uno de esos lugares a los que todos deberíamos ir alguna vez en la vida, es un restaurante que vale la pena vivir la experiencia. Tomo las palabras de Marcos Abihaggle, Nadia O.F. es un restaurante donde solo tenes que crearte el entorno y dejarte ir.

Canelones de espinaca y ricota en Fuente y Fonda

Escrito el 5 Octubre 2014, 03:59am en Salados

Tagged with: , , , , ,

Canelones de espinaca en Fuente y Fonda

Algo hablé acerca de Pablo del Río cuando cuando visité su restaurante Siete Cocinas en el que divide a la Argentina en regiones gastronómicas creando una propuesta gourmet por demás interesante. Pues ha llegado el momento de visitar su nuevo emprendimiento, también ubicado en la ciudad de Mendoza, Fuente y Fonda.

Canelones de espinaca en Fuente y FondaFuente y Fonda es un restaurante que apuesta a rescatar los sabores creados por nuestras madres y por nuestras abuelas. Sabores genuinos creados sin poner el foco en la técnica sino en extrapolar al comensal al lugar donde fue feliz, su infancia y a la mesa familiar donde no importaba el menú sino el hecho de compartirlo.

El restaurante es una fonda, tal como su nombre lo indica, pero tiene cuidado hasta el último detalle. Ese día lo comentaba vía Twitter, es como el de Palermo que se peina para parecer despeinado y gasta los jeans Levi’s para simular gastados. Al punto que cuando llegó Pablo y saludó a mi mesa preguntó si nos había gustado “el concepto”. No preguntó si comimos bien, si la porción era abundante o si nos atendieron bien, nada de eso… el foco es el concepto. Y debo confesar que si, sabrán disculpar el spoiler.

Es un lugar acogedor con una atención desestructurada pero correcta. La carta es concisa, va directo al grano sin dejar margen a idas y vueltas, plantea un menú escueto pero antes deja bien marcada la cancha con lo puntos que describe como “Importantes”:

  • Todas las preparaciones son para compartir entre dos o mas personas.
  • Los niños son personas pequeñas, pueden comer lo mismo que usted.
  • El postre es cortesía de la casa, llame a su camarero y le cuenta.
  • La carta cambia todas las semanas, por ahí la que viene hay puchero!!!
  • No usamos freezer, todo es fresco, si se acaba algo no se enoje…

Canelones de espinaca en Fuente y FondaLa cena arrancó con un appetizer de apio y manzana para untar en pan más “agua de la canilla” que estaba fresquita y lista para tomar según describió el camarero.

La entrada fue “Tomaticán cuyano con tostadas de pan casero” ($42), un revuelto de tomate con tal o cual ingrediente más o menos pero todos coinciden en el punto de que es algo típico de madres mendocinas, según pude comprender.

El principal llegó vía TwitterCanelones de espinaca y ricota con salsa de tomate, gratinados” ($195) acompañado de un Famiglia Bianchi Reserva Malbec 2012 gentileza de Male Abbihagle. Los canelones estuvieron muy bien en termino de sabores y tremendos si hablamos de porciones, al punto de que no pudimos terminarlos. Sobre el vino… mejor lean ustedes: El mejor vino tinto del mundo es argentino.

Canelones de espinaca en Fuente y Fonda

El postre, fuera de programa y cortesía de la casa según reza la carta, fue Flan con dulce de leche y crema que se mantuvo al nivel de los pasos anteriores. Esta vez no hubo café para el cierre, solo un aprentón de mano a Pablo del Río y a dormir que al otro día el despertador castiga temprano.

Sin temor a equivocarme me animo a decir que Fuente y Fonda es un lugar para recomendar, para ir con familia y amigos a compartir una buena mesa.


Fuente y Fonda
Montevideo 675
Descorche $50
No acepta tarjetas, solo efectivo…  como para sentirme en casa.

Entre Panes, festival gastronómico en Mendoza

Escrito el 7 Julio 2014, 08:11pm en Eventos ,Noticias de Gastronomía

Tagged with: , ,

Festival gastronómico: Entre panes

El sándwich es uno de los alimentos más versátiles. Entre panes blancos, negros o saborizados podemos poner distintas verduras o carnes, también combinaciones de ambos, además podemos untarlos con manteca, mayonesas o dips. Puede servirse frío o caliente. Las variantes son infinitas, solo es cuestión de probar hasta encontrar la que nos resulte más agradable para la ocasión y disfrutar.

Valiéndose de la versatilidad de este noble alimento, la gente de Azúcar, Pimienta y Sal se embarca en un nuevo desafío, crear un festival gastronómico que tiene 5 pilares bien definidos. Cito textual porque más allá de este evento creo que son 5 pilares que a los involucrados en gastronomía en Córdoba les vendría muy bien leer:

  • Fomentar la identidad gastronómica de la región
  • Promover el consumo de alimentos regionales con productos típicos de Mendoza
  • Difundir la variada y extensa oferta gastronómica de Mendoza
  • Fomentar la figura del chef como referente cultural
  • Facilitar un acceso más inclusivo de toda la sociedad hacia los restaurantes y sus referentes.

Para ser más preciso:

Entre Panes es un festival gastronómico
anual para ir con amigos, o en familia.
Comprando un voucher uno puede
acceder a degustar las preparaciones de
cada chef, la idea es que cada uno de los
cocineros realice una creación de autor
para competir entre ellos.
Los asistentes compran libremente y al
salir, votan por su preferido. El ganador
se lleva una placa/recordatorio como el
mejor sándwich de Mendoza del año.

El evento se llevará a cabo el domingo 10 de agosto 20 de septiembre entre las 13 y 23hs en el Auditorio Ángel Bustelo, con una dinámica muy sencilla. Los asistentes podrán adquirir vouchers, abonando en efectivo o con tarjeta, que le darán acceso a:

  • 3 sandwiches + 2 bebidas que pueden ser sin alcohol, vino, cerveza o aperitivos por $150;
  • 2 sandwiches + 1 bebida que puede ser sin alcohol, vino, cerveza o aperitivos por $100;
  • 1 sandwiches + 1 bebida que puede ser sin alcohol, vino, cerveza o aperitivos por $60.

No se para ustedes pero a para mi el Festival Entre Panes me parece una idea sencillamente genial que me tiene afinando el lápiz y haciendo números para tratar de llegar hasta Mendoza a probar nuevos sabores.

Más info: Entre Panes, festival gastronómico.

Risotto de remolacha, queso de cabra y tomillo – María Antonieta Resto

Escrito el 22 Junio 2014, 05:10pm en Reseñas

Tagged with: , , , , , ,

Risotto de remolacha y queso de cabra en Maria Antonieta

Continuando con mis visitas fugaces a la ciudad de Mendoza, esta vez me encontré con unas horas libres para poder salir a caminar sin rumbo y de esta manera comenzar a descubrir los secretos de un lugar que me viene gustando mucho a medida que conozco un poco más.

Risotto de remolacha y queso de cabra en Maria AntonietaEsta caminata sin rumbo me depositó frente a un restaurante que, casualmente, el día anterior me habían recomendado, María Antonieta Restoun pequeño bistró cool ubicado en calle Belgrano 1069 propiedad de la Chef Vanina Chimeno, quién fue por muchos años asistente de Francis Mallmann y ahora desanda los caminos de la gastronomía también como cabeza de un emprendimiento.

Si bien mi reloj biológico todavía no indicaba que era horario de cenar, entré para leer la carta y volver luego de darme un baño reparador. Mientras me acomodaba en la barra, quién me abrió la puerta comentó que trabajan con reserva, que no disponían de lugar para pasada las 21:30 hs. pero que la cocina estaba funcionando desde las 20hs porque “aquí vienen muchos extranjeros y ellos cenan temprano“. Me ofreció la carta y mientras comentaba algunos aspectos del restaurante explicó que faltaba unos noventa minutos para la primera reserva, por lo que si yo quería podían ofrecer el servicio pese a  no haber reservado previamente. A su espalda, la cocina a la vista inclinaba la cancha dejándome casi sin opciones. Sucumbí a la tentación, tomé asiento y me quedé a cenar.

La carta es escueta pero muy bien pensada, nada de cosas rebuscadas, ni productos de esos que se venden solo por su nombre pese a que en nuestras tierra no son de la mejor calidad. Cuenta con ossobuco, polenta, queso de cabra y productos sencillos pero de calidad a los que el valor le agrega la técnica del chef, como nos gusta en los cuarteles de Mis Fotosecuencias.

Risotto de remolacha y queso de cabra en Maria Antonieta

Mi elección de esta vez en María Antonieta Resto fue Risotto de remolacha, queso de cabra gratinado y tomillo ($118), que lo sirven en el cacharro de metal en el que se cocina, directo de la hornalla a la mesa, y una copa de vino Doña Paula($27). El risotto estuvo muy bien en términos de sabores y textura pero el aspecto no fue para nada amigable, al punto de que al subir una foto a mi cuenta de Instagram llegaron a describirlo como “vómito de borracho“… y si, no puedo negar que algo de razón tiene.

Insisto que el risotto estuvo muy bien pero que visualmente no invita a ser probado. También insisto en que se nota que está pensado como un bistró cool por lo que no creo que estos detalles sean casuales sino más bien cuidadosamente determinados así. De todas formas, si nos dejáramos guiar por sabores y otros aspectos que completan la experiencia gastronómica,como que aceptan tarjetas, tienen un trato amable como jamás encontraríamos en un restaurante de Córdoba, mantienen un nivel de servicio que en todo momento me hizo sentir “cuidado“, entre otros, me animo a decirles que María Antonieta Resto es un lugar para recomendar sin temor a equivocarme y al cual pienso volver a visitar en algún otro viaje a Mendoza.

Siete cocinas, recorré Argentina desde Mendoza

Escrito el 25 Mayo 2014, 08:16pm en Reseñas

Tagged with: , , ,

siete-cocinas-argentina_0001

Un  miércoles cualquiera la aerolínea SOL decidió que mi vuelo de regreso a Córdoba no saldría ese día, decidió que yo debía pasar una noche más en la ciudad y yo recordé una recomendación acerca de donde debía comer en Mendoza, Siete cocinas de Argentina. De alguna manera tenía que remontar esta situación, así que llamé para reservar pero aclararon que no había mesas disponibles, solo podían montar el servicio en la barra si es que yo esta de acuerdo. Y yo, claro que estaba de acuerdo, tenía solo esa noche para probar la recomendación por lo que accedí.

Siete cocinas de ArgentinaEl restaurante funciona en una casona correctamente acondicionada en Mitre y San Lorenzo, Av. Bartolomé Mitre 794 para ser más preciso. El restaurante tenía las puertas de ingreso cerrada con traba pero segundos después de tocarla una persona me dio paso. Él, muy elegante y gentil, me invitó a pasar aclarando la falta de lugar pero retruqué diciendo que ya me había comunicado por teléfono y que cenaría en la barra. Montaron el servicio allí y comencé a leer la carta para tratar de entender de que se trataba todo esto.

La carta de Siete cocinas divide a la Argentina en siete regiones gastronómicas (NOA, Litoral, Cuyo, Pampa, Metropolitana, Patagonia Andina y Mar argentino) e incluye sabores perfectamente balanceados. Allí encontramos desde chipa en una panera hasta sabores de la Patagonia, pasando por todos los rincones de nuestro país. Literal, la carta recorre el país y, no conforme con eso,  lo explica en un glosario correctamente diseñado para traer luz a quienes no sepan, por ejemplo, que es el Mbeyú u otras preparaciones que se comen en Argentina y que allí ofrecen.

siete-cocinas-argentina_0007Esta vez preferí pasar por alto la entrada e ir directo al principal. Pedí Canelón de conejo confitado en aceite de oliva Changlot y sopa de puerros e hinojos($131), de la región de CUYO según aclara la misma carta. Apabullado por la imponente carta de vinos preferí pedir recomendación a la hora de elegir la bebida, esta fue una copa de vino blanco($40) tal como sugirió quién me atendía en ese momento.

Quienes me conozcan un poco sabrán que no como postres pero el nivel del principal no hizo más que despertar curiosidad y me vi forzado a solicitar la carta para pedir algo más. No sabia bien que iba a pedir, solo quería comprobar si fue casual o realmente podían mantener el nivel del principal. Pedí Partfait de chocolate, cookie negra y sorbete de frutos rojos ($68) de la región PATAGONIA ARGENTINA, acompañado de un malbec a la manera del Oporto, un Malamado de Familia Zuccardi($28) más una botella de agua($15). Y si, el nivel se mantiene. O sube, no lo se.

Siete cocinas de ArgentinaEl restaurante tiene un ambiente agradable, una atención impecable, sabores sublimes, sanitarios que se mantienen higienizados, con jabón líquido y servilletas pese a que trabaja al 100% de su capacidad y hasta una forma de resolver conflictos que pocos tienen. Recuerdo que a los minutos de ubicarme en mi lugar llegaron dos personas que habían reservado pero, caramba, el restaurante había “sobrereservado” las mesas por error. Lejos de andar con vueltas, fueron de frente con el problema, pidiendo que aguarden “un minuto” hasta que armen una mesa, mientras servían de cortesía un vino espumante y brindaban una mini charla sobre la bodega y el vino que hizo olvidar a los comensales que el restaurante había cometido un error. El minuto para enmendar el error se transformó en 5 o 15… ya no importaba. Siento que Siete cocinas es un restaurante al que por más que uno le suba la vara con la que se lo mide le sigue sobrando handicap para salir bien peinado en la foto.

Siete cocinas es un restaurante correcto en todo aspecto que brinda una experiencia sublime. No se cuando volveré a Mendoza pero estoy seguro de que ese día iré a probar algo más de esta cocina.

 

Jerome Brew Pub en Mendoza

Escrito el 24 Abril 2014, 09:26pm en Reseñas

Tagged with: , , , ,

La semana pasada tuve un fugaz paso por la provincia de Mendoza. Un viaje de apenas dos días y una noche reservados con tan poca anticipación que no tuve tiempo de buscar/consultar lugares donde parar a comer algo una vez terminada mi jornada laboral. El único lugar que pude recordar, sacando, claro, Mallmann y algunas bodegas que de antemano sabía que no podría visitar, fue Jerome Brew Pub por ver pasar en retuits a Cerveza Jerome en mi timeline, así que allá fui. Caminé las cuadras que indicó el GPS y me senté al fin a disfrutar de un poco de  buena cerveza… al menos según rezan los tuits.

El local de cerveza Jerome es, para ser franco, uno de los más modestos que pude ver en la avenida Arístides. Pese a ser amplio, lejos está de ser tan vistoso como otros ubicados a pocos metros, no tiene Wi-Fi y la atención es muy informal… aunque supongo que lo de la atención podría contar como una virtud ya que hablamos de un lugar para tomar buena cerveza y no de un restaurante de alta gama.

Otra particularidad que me llamó la atención es que un bar de cerveza tenga el baño en la planta alta y digo solo eso para pasar por alto la falta de higiene y el fuerte olor a orín que podía percibirse un lunes a las 21hs. Sinceramente no quiero extrapolarlo a un sábado entrada la madrugada trabajando a local lleno. Mejor, vayamos a lo concreto.

Cerveza Jerome en MendozaLo cierto es que luego de toda una mañana de trabajar en Córdoba, un viaje en avión, una tarde de laburar en Mendoza y una nochecita de mandar mails desde una mesita incómoda de hotel… no había comido nada más que el desayuno, algunas mentitas y no recuerdo si algo más. Ni siquiera un mate, ni un misero mate. Pues, algo tenía que comer y que mejor que algo desafiante como “la famosa hamburguesa casera del Fundador de la Cervecería Jerome“.

Resulta que la hamburguesa classic es una bestialidad de 350grs de carne de ternera con queso gouda (poco quizás pero ahí estuvo), lechuga, tomate y cebolla (cruda) y papas fritas ($74). Una hamburguesa hecha con carne de verdad y nada de esas mariconadas de medallones de carne sin gusto a nada. No, carne.

Para enfrentar tremendo desafío tuve que pedir una cerveza Trippel de 9 grados a $36 la pinta y, como la hamburguesa seguía firme presentando batalla, pedí una negra clásica por unos $24 la media pinta (no recuerdo exactamente pero andaba por ahí) . Y finalmente la hamburguesa del fundador ganó la batalla…  dejé un 30% porque ya me sentía morir. Pagué y me fui caminando satisfecho.

La cerveza me pareció excelente. Como local tiene muchas clavijas que ajustar, si, pero la cerveza es excelente.

Info:
Nombre: Jerome Brew Pub
Dirección: Av Aristides Villanueva 347

——-

Nobleza obliga:

Apenas hice un registro digital de mi paso por Mendoza un alma caritativa me dio la bienvenida y se mostró hospitalaria:

También confieso que un pajarito me contó que ese día había cena de GAJO pero no pude asistir e invitó a descargar la App de Las rutas gastronómicas para estar siempre informado.

Segundo Mendoza Green Market

Escrito el 9 Febrero 2014, 01:35pm en Noticias de Gastronomía

Tagged with: , ,

Mendoza Green Market

Mendoza Green MarketLlega la segunda edición del Mendoza Green Market, una feria saludable que invita a comer y beber productos sanos al tiempo que ofrece actividades físicas y de recreación al aire libre. Una fiesta para disfrutar en compañía de la familia.

Trás el éxito de la primera edición en el mes de noviembre del año pasado fecha en la que convocaron a más de 5000 personas, el Mendoza Green Market vuelve para agregar su granito de arena en la tarea de hacer un poco más saludable la vida de los mendocinos. El que evento tendrá lugar en el Parque General San Martín, el día sábado 22 de febrero 1 de marzo de 10,30 a 19 horas con entrada libre y gratuita.

Les dejo un video que resume de manera inmejorable la primera edición y pulgares arriba para el Mendoza Green Market: