Pasó Los Reartes Food Truck

Escrito el 28 Agosto 2016, 01:31am en Eventos ,Noticias de Gastronomía

Tagged with: , ,

Pasó por el Valle de Calamuchita el primer Los Reartes food truck de la mano de Siga el food truck y hasta allá fuimos a ver de que se trataba todo eso.

Algo con Carmela Food truck: Vacío con batatas crocantes, cebolla caramelizada, coleslaw(?) y mayonesa de rúcula

Una foto publicada por Mauro Duarte (@becube) el

Este tipo de eventos me gusta y lo repito hasta el cansancio. Me divierte ir de paseo a las sierras un fin de semana de sol, comer algo rico a precio razonable y charlar en familia/con amigos. En lo personal me parece un paseo por lo que siempre que me encuentre con unos minutos libres pueden tener la certeza de que voy a agarrar el auto y saldré a la ruta para ver de que se trata el evento del día.

Ahora bien, pese a haber ido a Los Reartes y aprovechar para comer y pasear por las sierras, charlar con amigos y pasar la tarde relajado… la memoria me traicionó y no me recordó que escriba en tiempo y forma sobre el evento por lo que solo voy a compartir el post de los amigos de Córdoba en Sabores que lo hicieron bastante bien: (más…)

La Tasca, comidas caseras

Escrito el 9 Enero 2011, 03:43am en Reseñas

Tagged with: , , , , , , ,

Continuando con el raid vacacional y triglicérico, esta vez la cita fue en la pequeña localidad cordobesa de Los Reartes.

Los Reartes está ubicada en el Valle de Calamuchita, a solo 9 km Villa General Belgrano y a 66 km de la Ciudad de Córdoba. Es una localidad extremadamente pequeña donde, según la Wiki, viven menos de 500 personas. Demás está decir que no cuenta con un gran desarrollo edilicio pero si cuenta con río, buena vegetación y mucha-mucha tranquilidad. Hasta allá fui a merendar.

Luego de una breve caminata bajo el sol de la tarde por la costanera de tierra denominada Raúl Alfonsín llegue a la cantina La Tasca. La cantina es un gran caserón con un prolijo parque en su frente y que brinda la sensación de ser, además, la casa donde habitan los propietarios. Allí me encontre con un hombre de aspecto mayor, amable pero rígido y contundente en sus afirmaciones. Un hombre de un limitado manejo del idioma español pero que se daba a entender con facilidad.

Pedí una cerveza para paliar el calor de este enero y ofreció un sandwich de peceto y verduras con muy poca mayonesa (sic). Eso fue lo que trajo.

El sandwich fresco y muy bueno como merienda pero me quede con ganas de probar lo que ellos definen como su fuerte, las comidas caseras.

La buena experiencia y las ganas de probar más cosas son dos buenas razones para volver.