Cocina peruana en Huarike

Escrito el 28 Julio 2014, 10:41am en Reseñas

Tagged with: , , , ,

Cocina peruana HuarikeBastante se habló en estme blog acerca de lo noble de la cocina peruana, de como presentó un crecimiento exponencial en los últimos años y de como me gustó todo lo poco que pude probar. Es por eso que cuando me recomendaron el restaurante Huarike lo puse en mi listita de pendientes para ir a conocer apenas se me presente la oportunidad. Pero Huarike no acepta pagos con tarjeta por lo que todo se demoró un poco más.

Huarike Resto Bar es un pequeño reducto sin grandes aspiraciones desde lo estructural, ubicado en una zona no muy amigable para caminar de noche pero, si, con buena accesibilidad si uno llega en auto ya que se encuentra en Av. Humberto Primo 882. Huarike tiene espacios reducidos pero una muy buena vista a la costanera y, lo mejor, una atención informal pero que te hace sentir como en casa, algo bastante difícil de encontrar en la ciudad de Córdoba. Otro aspecto a destacar es que pese a tener un baño muy pequeño se encontraba con una correcta higiene, un detalle que no todos los restaurantes tienen en cuenta hoy por hoy. Desde los cuarteles de Mis Fotosecuencias preferimos entrar a un baño pequeño, con piezas básicas y sin diseño pero en el que se sienta olor a limpio, no tenga restos en el piso ni otros aspectos desagradables que suelen verse en algunos establecimientos gastronómicos cools.

Luego de acomodarme en la mesa la persona que atendía me sirvió una cerveza (entre $25 y $40) fresca para tomar y “canchitas“, un snack hecho con maíz típico de la gastronomía de Perú. La carta es escueta por lo que unos segundo bastan para tomar la decisión acerca de que vamos a ordenar, en este caso Papa a la huancaína ($30) para compartir y Pescado sudado ($70) como principal. Fue mi primera vez probando ambas opciones por lo que no puedo agregar mucho, solo decir que a mi juicio estuvieron muy bien.

La cena se acompañó con una Jarra de chicha morada ($30), una bebida elaborada a base de maíz morado que sirvieron con cubos pequeños de manzana en su interior. También fue mi primera vez con esta bebida por lo que sigo sosteniendo lo anterior. El postre fue Leche asada ($20) que estuvo bastante bien también y aunque he comido mejores entiendo que acompaña el nivel del resto de los platos.

Una buena experiencia. Ahora me queda pendiente volver para probar el cebiche.

Merienda en La Bonina

Escrito el 20 Julio 2014, 05:23pm en Reseñas

Tagged with: , , , , ,

Merienda en La Bonina

Un sábado que el frío serrano castigaba como pocas veces me encontró llegando a Río Ceballos para celebrar un evento familiar en la casa de té La Bonina.

Merienda en La BoninaDada la importancia del evento, y contrariamente a mi costumbre, hice la reserva con día, hora y cantidad de asistentes. Bueno, pude hacer la reserva recién luego de enviar un mail al que indican en la página que terminó rebotando, contactarlos vía FP de Facebook sin respuesta, llamar sin éxito a un teléfono fijo que también figuraba en la página y luego a un celular que figuraba en Circuito Gastronómico que tampoco me dio respuesta. Fue recién allí cuando, si mal no recuerdo, desde otro teléfono me devolvieron la llamada y tomaron la reserva.

Si bien confieso que llegué con cierto temor por las idas y vueltas a la hora de reservar y porque dado que era un evento familiar no contábamos con margen para el error, al llegar la realidad se encargó calmar los ánimos.

La Bonina nos recibió con una pizarra saludando por el evento. Adentro nuestra mesa esperaba lista con adornos conmemorativos y una persona que nos atendió como pocas veces en mi historia de salir a comer en Córdoba. Al ubicarnos en nuestros lugares, y mientras esperábamos a la segunda parte de la comitiva familiar, nos contó sobre diversos tipos de té mientras ofrecía muestras para poder identificar a los diversos aromas. Todo eso mientras cuidaba hasta el último detalle e incluso ofrecía entretenimiento adicional para la niña de la mesa con el fin de que nos sintiéramos realmente como en casa.

Al completarse la mesa y luego de leer detenidamente la carta, ordenamos. En  mi caso pedí Irish tea, té negro Ceylon (Sri Lanka) y té negro clásico del sur de China con chocolate amargo, cascarilla de cacao de Centroamérica y aroma ahumado a whisky ($19) con un Conjuro de chocolate, pequeño cupcake de brownie de chocolate semi-amargo con dulce de leche, crema y nueces ($35). En realidad lo pedí bajo el nombre de Merienda La Bonina que se compone de té en hebras o café, porción de torta y jugo de naranja por $60.

Merienda en La Bonina

Pasando por alto que el tamaño de mi cupcake no llegaba a ser la mitad del resto de las porciones, la merienda estuvo muy bien en todo sentido. Tanto la calidez del lugar, la excelente (y repito, excelente) atención como pocas veces vi en Córdoba como la calidad de lo que se consumió hizo que la experiencia sea tan buena que no daba ganas de terminar la merienda. Tal es así que nos demoramos tanto que en un momento la gente del lugar se acercó a ofrecer de gentileza algunos té para que degustemos en grupo a modo de gentileza.

Al finalizar la merienda, en la caja dejaron en claro que son parte de la imposible misión de pagar con tarjeta en Córdoba pero por suerte habíamos tomado la precaución de llevar efectivo. De todas formas, esto no opaca la experiencia y sin dudas me parece correcto decir que La Bonina es un lugar por demás recomendado para compartir una merienda en familia.

Despensa Quito, un oasis en Falda del Carmen

Escrito el 20 Junio 2014, 02:22pm en Reseñas

Tagged with: , , , ,

Despensa Quito, un oasis en Falda del Carmen

Las sierras de Córdoba albergan infinitos secretos gastronómicos, tantos que descubrirlos a todos sería imposible. Pero hay uno que me recomendaron muchos amigos a quienes considero con buen criterio gastronómico, varios de ellos periodistas entendidos en la materia. Forzado por la situación no tuve otra alternativa que ir a conocer de que se trataba todo eso.

Nadie pudo explicar a ciencia cierta la dirección del lugar, nadie sabe mucho sobre los dueños ni la historia del lugar; es que no importa. Para el caso solo importa que en ese paraje se puede disfrutar de unos exquisitos sándwiches elaborados a la vista y a gusto del cliente.

La cosa es sencilla, uno debe salir de Córdoba por la autopista con dirección a Carlos Paz, luego tomar a su izquierda para ir a Falda del Carmen y al llegar a la rotonda doblar a 45° a su derecha. Allí encontrará un puesto de artesanías y acto seguido un oasis gastronómico, un lugar que parece haberse detenido en el tiempo hace algunas décadas atrás: Despensa Quito.

Despensa Quito, un oasis en Falda del CarmenEn Despensa Quito se puede hacer llamadas a celulares sin crédito, cargar agua caliente para prolongar la mateada en las sierras, comprar canarios (según rezaba un afiche en una antigua heladera) pero también se puede disfrutar de una experiencia gastronómica digna de destacar. Sus sándwiches merecen todo un capítulo en este modesto cuadernito de anotaciones virtuales.

La Despensa Quito ofrece sándwiches que elaboran a la vista según los caprichos del paladar de quién se detenga a visitarlos. Allí, un amable caballero agarra una tira de pan bien fresco y, mientras unta una generosa cantidad de manteca, preguntará que queremos agregar. En paralelo, una señora acompañando la amabilidad del caballero recoge nuestro termo para llenarlo de agua caliente, como dándole otra oportunidad a nuestro mate serrano.

Despensa Quito, un oasis en Falda del Carmen

Las combinaciones son variadas, cuentan con jamón crudo, jamón cocido, mortadela, jamón ahumado, quesos y varias opciones más para ajustar el bocadillo al deseo del comensal. El precio se fija según los ingredientes que se utilice, variando entre los $27 y $34 por sándwich. Cuenta con algunas pocas sillas como para comer sentado pero justo al frente un hermoso verde invita a disfrutarlo tirado en el pasto abrigado por el sol de otoño entre sándwiches, mates y charla.

Así que ya sabe amigo viajero, si pasa por Falda del Carmen, allí encontrará un oasis donde detener su marcha y disfrutar de un bocadillo.

Hebras, mucho más que una casa de té

Escrito el 15 Junio 2014, 03:21pm en Reseñas

Tagged with: , , , , , ,

Hebras en Villa Gral Belgrano

El otoño viste de color amarillo a los árboles y las sierras de Córdoba se disfrazan de postal. Una postal viviente para pasarse horas perdido en sus rutas y caminos. Tal es así que un fin de semana cualquiera me encontraba paseando a pocos kilómetros de Villa General Belgrano cuando divisé un establecimiento gastronómico que apostado al costado de la ruta invitaba a ser descubierto. Peque la vuelta y entré para ver de que se trataba. El lugar al costado de la ruta es Hebras Tortas-Té y según se auto define:

Hebras te propone experimentar sabores nuevos

…utilizando ingredientes frescos y naturales…

Hebras es un lugar atendido por dos personas mayores, sonrientes, amables y desestructuradas. Si me apuraran para sacar conclusiones diría que es el típico emprendimiento de jubilados que se retiran a las sierras a hacer lo que les gusta, y sea esto así o no… no lo sé, pero se nota que hacen lo que les gusta. La ambientación es correcta, los sanitarios en perfecto estado de conservación e higiene, música tranquila a volúmen que permite bajar el ritmo que uno trae con la rutina de la semana en la ciudad y Wi-Fi por si alguien necesita conectarse con el mundo. Está ubicado en Av. San Martín 950, Camino a Los Reartes, Villa General Belgrano, cuenta con una vista privilegiada que potencia la experiencia.

El pago es únicamente de contado. Esta forma de pago no es la definitiva según reza en la carta un texto correctamente impreso para perpetuarse por los siglos de los siglos; “por el momento no recibimos tarjeta de crédito ni débito“, dice.

Hebras en Villa Gral BelgranoDe la lectura de carta además se desprenden varias conclusiones, en primera medida que complementando la oferta de té y cositas ricas, tiene productos libre de TACC para incluir en el disfrute gastronómico a quienes que sufren de celiaquía. Siguiendo con la lectura encontré lo que probaría ese día, buschetas campestre, jamón crudo, mozzarella, tomates secos($51) y granizado de remolacha con naranja($38). Ambas cómodamente a la altura de las expectativas.

La calidez de Hebras hace que dejemos pasar la tarde mirando como el sol va escondiendose hasta que llegue la hora de emprender el regreso a la ciudad de Córdoba. Hebras es mucho más que una casa de té, es una experiencia digna de compartir en familia.

Certamen asadoras argentinas

El Manzano es, desde hoy, la Capital Nacional de Asadoras Argentinas. Pasa que en esa pequeña comuna ubicada a pocos kilómetros de la ciudad de Córdoba se realizó el primer Certamen Nacional de Mujeres Asadoras que contó con la presencia de 28 equipos compuestos de asadora y fogonera que trabajaron para conseguir el mejor costillar asado.

Certamen asadoras argentinasSegún contó el Chef Andrés Chaijale, el jurado del que formaba parte junto a Julián EspinosaRoque Miguel Curcio (ganador del II Festival Nacional del Asador Criollo) evaluaba diversos aspectos como higiene, la forma en que ordena el puesto de trabajo, presentación general, cocción de la carne, tiempo, también prestaba particular atención en la forma de manipular la pieza (todos los casos que vi pidieron que den vuelta el costillar antes de cortarlo). Además aclaró que la técnica quedaba a criterio de los equipos abriendo el juego a usar uno o dos fuegos, al asado de la pieza completa o a separar el matambre ya que tiene un tiempo de cocción muy dispar al resto o a lo que definan los participantes(chimi, salsa criolla o lo que gusten) siempre que se trate de brasa, no llama ni ninguna otra opción. Solo brasas.

Certamen asadoras argentinas

Certamen asadoras argentinasFinalizado el plazo reglamentario (de 9 a 13hs) las parejas daban aviso al jurado cuando su pieza estaba a punto y se formó un cola de espera para ser evaluada que llegó hasta cerca de las 16hs. Al consultar al Chef Andrés Chaijale si es que debido a este desfasaje en el tiempo de evaluación los últimos corrían con desventaja, respondió con total seguridad que cada participante merece que su pieza sea evaluada tomándose todo el tiempo que sea necesario para poner en valor todo el esfuerzo realizado y que además la capacidad de saber manejar los tiempos de cocción de la pieza es una de las habilidades principales de un buen asador. Y (creo) tiene razón.

Certamen asadoras argentinas

Cada pieza que pasaba por el jurado iba directamente a un mesón donde se dividía en porciones y se comercializaba para el deguste del público general. Allí, como no podía ser de otra manera, rodeados de familia y afectos, probamos distintos pedazos de carne, escuchando algo de floklore y emprendimos la retirada pensando en volver el año próximo.

Certamen asadoras argentinasTodavía no se cual fue la pareja ganadora ni mucho me importa para ser sincero, a esta altura la competencia no es más que un dato anecdótico. Para mi, el foco está puesto en volver a compartir este evento el año próximo y a volver a comer un buen asado con todas las de la ley.

Nos vemos el año próximo…    ahhh, y espero que la organización no se olvide de poner cestos de basura porque, bueno, es muy linda la naturaleza pero ayúdennos a cuidarla. 🙂

Precios:

  • Empanadas $80 la docena;
  • Asado $150 el kgr con ensalada y pan;
  • Gaseosas $20 el litro;
  • Cerveza $30 el litro;

Más fotos: Certamen de asadoras argentinas.

Restaurants family friendly

Escrito el 21 Marzo 2014, 01:26pm en Reseñas

Tagged with: , , ,

Restaurats family friendly

Restaurats family friendly

Por:Natalia Duarte

Salir a comer con los niños se presenta como una prueba a superar, es época de ahorro y buscamos opciones con menú infantil que cubran las necesidades alimenticias y costos. Pero, también, si los niños son pequeños buscamos espacios de recreación para que los padres puedan conversar y pasar un buen momento que es el fin último de salir a disfrutar una comida.

Te presentamos tres opciones interesantes Restaurants family friendly:

Clásico: Pizza Zeta, Nuñez 4175, pizzas deliciosas, menú infantil con 3 opciones, regalitos para los niños y un espacio diseñado especialmente para ellos con niñera que los ayuda a dibujar, controla, les brinda calidad y cuidado. Cenar y charlar con amigos nunca fue tan fácil.

Merienda: Nepper, en Nepper y Recta Martinolli, hermoso bar que cuenta con servicio de las cuatro comidas. En este caso, la merienda es una opción para juntarte con amigas y amigos, llevar a los niños y que todos disfruten. Opciones de meriendas riquísimas sumado a un espacio específico para que los niños jueguen, pinten, salten y gasten energías.

Cena: Il Nonnino, Luis de Tejeda 4455, otra opción para salir con los pequeños de la casa, con un menú variado, pero el fuerte en las pizzas, cuenta, también, con juegos en un hermoso patio seguro para pasar un momento en familia, divertido y con tranquilidad.

Estas son las opciones que nos parecieron interesantes porque no todos son salidas románticas, el amor crece, y las parejas dan sus pequeños y energéticos frutos.

A salir y a comer en familia que es una hermosa forma de compartir.

Martín Auzmendi presentó Cócteles en el camino en Córdoba

Escrito el 22 Diciembre 2013, 08:26pm en Noticias de Gastronomía

Tagged with: , , ,

Cocteles-en-el-Camino-Martin-Auzmendi_0001

Martín Auzmendi presentó su libro Cócteles en el camino en el bar Apartamento de calle Achaval Rodriguez 365 de la ciudad de Córdoba.

La presentación del libro del especialista en coctelería se llevó adelante el pasado sábado entre rondas de Campari y delicatessen para el deguste popular. La ocasión también sirvió para hacer pública la edición número 24 de la revita Dada Mini que tiene como figura principal al cordobés Elián, codirector de Kosovo Gallery, Arte Contemporaneo & Cultura de Calle.

El libro de Martín Auzmendi se encuentra a la venta a $220 y desde aquí puede descargar un adelanto: Cócteles en el camino.


Fuente del link: Bien jugoso

Picada árabe en Qara

Escrito el 25 Noviembre 2013, 12:48pm en Reseñas

Tagged with: , , , , ,

Qara-picada-arabe_0001Sin temor a equivocarme me animo a arriesgar que Qara está en el podio de los lugares con mística en Córdoba.

De Qara se dice que atienden con cara de pocos amigos, que no preguntan que querés comer sino que solo sirven que y cuanto quieren que coman sus visitantes (generalmente la picada árabe), que el encargado es el dueño, también que no es el dueño sino un peluquero de la zona, que cuando él decide retira los platos así contengan comida, que muchas veces sirve más y se ofende si uno ya no quiere comer, que pese a ofrecer aguas y gaseosas en la carta hace lo posible para no venderlas al punto de que no tiene problemas de cruzarse en discunsión con clientes abstemios para imponer la cerveza como bebida de la mesa, que pese a tener los precios escritos en la carta al pedir la cuenta nunca coincide con lo consumido (en mis dos experiencias la diferencia jugó a mi favor), otros dicen que al pedir vino no lo toman de buena forma pero que si el comenzal va por cuenta propia a buscar el vino es bien visto… En fin, se dicen muchas cosas, algunas ciertas y otras incomprobables.

Lo cierto es que Qara es un reducto ubicado en Paraná 206, en una de la zonas menos agraciadas del centro de la ciudad, donde se puede comer excelentes platos de la cocina árabe a un precio por demás accesible. Su caballito de batalla es la picada árabe libre($50) que contiene empanadas árabes, hommus, puré de berenjena,  aceitunas negras, labne, pan árabe, keppe crudo y asado, niños envueltos y de postre namura (un bocadito hecho con sémola, harina, almíbar y nuez sumamente dulce y delicioso). Pero además la picada árabe cuentan con otros platos en su escueta carta, por ejemplo, empanadas árabes abiertas o baklava que son deliciosos y sirven como alternativa para quienes no quieran comer hasta reventar.

La comida de Qara es muy buena. No me atrevo a decir que es la mejor en todos los platos que ofrece en la picada árabe pero si que es muy equilibrada y que sumada al contexto y precio convierte la visita al restaurante en una experiencia única digna de ser recomendada.

Tip: el nombre del lugar se pronuncia “cara“. Agenden, no les aconsejo comenzar con el pie izquierdo en su primera visita a este restaurante.