R.I.P: cerró El Arrabal

Cerró El Arrabal

El Arrabal es un icono de la gastronomía en Córdoba y el pilar de lo que se conoce actualmente como B° Güemes. El Arrabal es un icono gastronómico sin proponerse innovar al punto de meter espumas, colorcitos ni nada raro en los platos, simplemente planteo una propuesta y se mantuvo en esa línea desde hace casi 20 años. Siguió una línea más cultural que gastronómica y eso es lo que lo hace trascender más allá de las paredes de la esquina de Fructuoso Rivera y Belgrano. Es un lugar al que fui más de una vez y de hecho en una cena familiar hace casi diez años, un nueve de septiembre, se planteó que sumara reseñas de restaurantes a mi blog intentando emular el estilo de No Reservations. Estábamos sentados al lado de una ventana por calle Belgrano, lo recuerdo como si fuera hoy.

El Arrabal llegó a B° Güemes 15 (QUINCE) años antes de las barbas y los chupines, llegó antes de los tragos de colores e incluso que los edificios de departamentos. Llegó cuando el barrio era un sin fin de pasaje con pensiones para peruanos obreros de la construcción, el actual paseo era «el mercado de las pulgas» y las cosas para comprar eran artesanales y a precio accesible. En aquel momento no había mucho más que este restaurante, La Nieta e´la Pancha (y sus sucesivos nombre) y algunos lugares de picadas sin embargo la gente de alguna forma iba a ver de que se trataba. Por Velez Sarsfield asomaba Claxis con sus mozas de calle y Don Tommy con sus exquisitos pollos a la parrilla pero pocos recordarán toda esta perorata, no viene al caso explayarme.

El Arrabal es el único restaurante de Córdoba en que el cada vez que fui hicieron un juego en el cual preguntaban de donde eran las personas que cenaban allí y casi la mitad de la sala eran turistas del exterior. Si, lo digo yo que siempre me quejo de que en Córdoba no sabemos como hacer para «que vengan extranjeros a dejar sus dólares».

Cerró El Arrabal. Ese lugar que supo fogonear una parte de la cultura argentina enfrentándose a los que decían que el tango es porteño y no argentino ya no encenderá el fuego de sus cocinas. Cerró El Arrabal que poco tiene que ver con el B° Güemes cool de hoy en día pero que no tengo dudas de que fue el pilar fundamental de todo lo que vemos hoy.

Las razones están clarísimas en las notas de los amigos José Playó y José del Franco, yo solo tengo para decir que cerró El Arrabal y que esto es bastante más que un simple restaurante que baja sus persianas. Chan-Chan.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*