Frutas de postre, ¿yes or no?

Escrito el 20 Agosto 2012, 11:00pm en Noticias de Gastronomía

Tagged with: , ,

No soy un seguidor de los postres. O mejor refurmulo, no era un seguidor de los postres ya que de un tiempo a esta parte comencé tímidamente a sumarlos a mi mesa. Aunque puedo tranquilamente prescindir de ellos lo cierto es que son cada vez más frecuente para mi.

Al discurso de que no como postre lo uso en general y sin ponerme a reparar entre cuales me gustan más y cuales quizás no tanto pero no dudo en recomendar cuando uno me parece muy bueno, tal es el caso del que nos sirvieron en Guantanamera hace pocos días atrás.

Hoy mientras escuchaba una entrevista a Francis Mallmann los miembros del programa radial abrieron el juego a una encarnizada lucha acerca de un tema del que no tengo posición tomada: ¿puede la fruta ser un postre?

El debate se armó. Se alzaron las voces y surgieron tantos argumentos a favor como en contra de las dos posturas. Para el ejemplo me quedo con una, la de Francis quién rápidamente tomó posición bajándole el pulgar a la fruta como postre. Al momento de justificar su postura lo hizo diciendo:

Yo con los postres tengo una teoría, comes frutas todo el mes, el día que comes un postre te querés “comer todo”.

Algo de razón tiene. Pero también fue él quién dijo que hay personas que cuidan mucho su alimentación y consideran esta opción como válida a la hora de elegir un postre y algo de razón también tienen.

Así es como una vez más me encuentra un tema de hondo contenido sin poder tomar posición. Para ustedes la fruta es o puede ser un postre, ¿yes or no?

Recibe noticias por email:

Comentarios (9)

  1. Martin Aberastegue — 21 Ago ’12 a las 10:42 am

    Yo soy de los fruteros, aunque lo intercalo con algún postrecito de vez en cuando. Pero si me dan a elegir me quedo con una fruta siempre, no se porque pero creo que es porque lo veo mas “natural”.

    Responder

    • Mauro — 21 Ago ’12 a las 10:58 am

      Yo casi nunca pido postre. No porque tenga nada en contra sino porque prefiero atiborrarme con cositas saladas y nunca me queda lugar!!

      Responder

  2. Ceci — 21 Ago ’12 a las 10:54 am

    Estoy a favor de las frutas de postre en casa/ trabajo por una necesidad de comer algo dulce, y evitando que sea muy calórico. En cambio, si salgo a comer y los compañeros de mesa piden, seguro comparto con alguien. Me parece demasiada comida para una sola vez, por eso excepcionalmente pido postre.

    (Mi perdición son los productos de panadería, qué le voy a hacer)

    Responder

    • Mauro — 21 Ago ’12 a las 1:52 pm

      Eso de compartir el postre es una opción viable para probar algo y no llenarte tanto… pero en ese caso es fruta NO.

      Responder

  3. @guadasm — 21 Ago ’12 a las 12:23 pm

    Ni fruta ni postre, ¡doble porción de comida! 😛

    Responder

    • Mauro — 21 Ago ’12 a las 1:55 pm

      Claaaaro, esa es mi opción!

      Responder

  4. Eli — 21 Ago ’12 a las 12:52 pm

    Para mí la fruta es un tentempié, algo dulce para comer entre comidas, algo que se saborea solo y lejos de otros sabores fuertes.
    Como postre acepto la fruta solamente si está “preparada” de alguna forma: en almíbar, combinada con otras cosas (frutillas con crema o bañadas con chocolate, por ejemplo), glaseada, espumada, salteada, condimentada… etc.
    Sobre todo si la comida ha sido especial, el postre tiene que tener alguna elaboración, algún toque especial también.

    Responder

    • Mauro — 21 Ago ’12 a las 1:56 pm

      Entiendo, en ese caso sería un postre no una fruta así como Di*s la trajo al mundo(?).

      Responder

Dejá una respuesta