El sector gastronómico, una fuente de trabajo… en negro

trabajo-negroDurante el mes de enero conversábamos con un sabor un tanto amargo en la boca sobre el Trabajo no registrado en el sector gastronómico.
Hoy, habiendo transcurrido casi un año de aquel post, el saborcito amargo proviene de otra fuente pero sigue siendo amargo. Esta vez es el Gobierno de la Provincia de Córdoba el que lanzó una aproximación a la medición del empleo del sector Turismo en la Provincia de Córdoba (sic) del año 2012 con varios datos que competen a la gastronomía y son interesantes de ver en detalle.

El informe comienza diciendo que “el turismo tiene una importante relevancia económica en la Provincia de Córdoba” y continúa con algunas explicaciones hasta llegar el dato que nos interesa: “el sector turismo contribuyó, durante el tercer trimestre del 2012, a la generación de 140.578 empleos en la Provincia de Córdoba, representando el 10,2% del total de empleo provincial“. ¡Bien, vamos todavía canejo!

Si seguimos leyendo encontramos que:

Entre las actividades que más aportan al empleo del sector turismo se destacan los servicios de expendio de comidas y bebidas con el 36,9%, el transporte automotor de pasajeros con el 26,4% y los servicios para la práctica deportiva y de entretenimiento con el 14,7%. Estas actividades representan aproximadamente el 78,0% del total empleado.

Hasta aquí viene todo fantástico pero ¿qué sabemos del tipo de puestos de trabajo que se generan en gastronomía para el turismo?

En la provincia de Córdoba, el porcentaje de asalariados con aporte jubilatorio se ubicó en un 62%, mientras que en las ramas características del turismo, este porcentaje fue del 51%, mostrando una menor formalidad en el sector.

gastronomia-trabajo-en-negroEs decir, que a los trabajadores de uno de los sectores con “mayor relevancia económica en la Provincia de Córdoba” no se le realiza aportes jubilatorios y, probablemente, no tienen obra social ni gozan de vacaciones pagas.

Una aclaración personal, este blog no es mi trabajo. Este blog es mi hobbie donde comparto cosas que leo, que como y que me gustan. En mi trabajo, por suerte, tengo al día el pago de aportes a la AFIP, cada vez que me enfermo cuento con una buena obra social que responde, cada fin de año puedo tomarme unos días -tenga dinero para viajar o no- para descansar y de seguir así algún día hasta podré jubilarme.

¿A que apunto con todo eso? A que así como yo puedo gozar de estos beneficios mínimos previstos en la Ley -creo que- todos deberíamos poder hacerlo. Los trabajadores gastronómicos de Córdoba, también.

Si a todo lo antes dicho le sumamos que Córdoba está más cara que Cancún, Madrid o Río de Janeiro y que podemos viajar al exterio pagando hasta en 24 cuotas siendo que aquí en muchos lugares solo se acepta efectivo porque, claro, “trabajan en negro“, no me queda otra que pensar que de a poco estamos matando a la gallina de los huevos de oro

—–

Vía: Día a Día // Informe: Medición del empleo en Turismo en Córdoba

12 Comments

  1. Será así o está muy errado mi análisis, ¿que opinan?

  2. Pingback: Bitacoras.com

  3. Creo que es un análisis muy acertado, Mauro. Hay derechos adquiridos mínimos por parte de los trabajadores que no se respetan y eso no puede estar bien nunca. Ni qué hablar en torno a salud: que quien trabaje no disponga de acceso a una obra social está reflejando una situación de inequidad muy grande.
    Qué bueno que se planteen estas cuestiones, sin descuidar, claro está, que la presión tributaria es muy importante y quizá sería menester que organismos especializados y gubernamentales pudiesen encontrar la mejor manera posible de potenciar el turismo como una industria productiva y sustentable y no en términos de explotación desmedida y acotada en el tiempo.
    Buena semana.

    • Silvia, el tema es complejo… en primer medida coincido con el punto de la presión tributaria pero no le resto responsabilidad al empresariado local. Y no me refiero a la señora que vende en el garage de su casa sanguches de milanesas hechas en su propia cocina porque esta gente directamente no se contempla en el informe, me refiero a empresarios que, según me dijo uno personalmente, invierten en el gran Córdoba/interior porque “allá la gente está acostumbrada a trabajar en negro”.

      Otro punto, si bien menor, es la calidad del servicio que se presta. Y yo sinceramente entiendo que -sacando ejemplos puntuales- tengamos un servicio tan deficiente en el sector…

      • Mauro: ¡Totalmente de acuerdo con vos! Esa mentalidad del “están acostumbrados” opera en todos los sentidos y es aberrante. También considero que buena parte de los problemas de servicios del sector se originan en el mismo sector con actitudes poco profesionales y empresariales.
        Me quedé pensando en aquellos emprendimientos más familiares para los que realmente la presión tributaria es significativa y en esos términos planteé mi comentario. Por lo demás y especialmente en lo que respecta al empresariado del sector, no tengo dudas de cada uno de los argumentos que das, de hecho con ese criterio es impensado creer que aspiraren a ofrecer servicios de excelencia con capacitaciones y valor agregado hacia el empleado.

  4. Espero el post. Quizá nos crucemos, entonces. S

  5. I’ve been browsing online more than 3 hours today, yet I never found any interesting article like yours. It’s pretty worth enough for me. In my opinion, if all web owners and bloggers made good content as you did, the internet will be a lot more useful than ever before.

  6. Pingback: Pagar con tarjeta en Córdoba, una misión (casi) imposible

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*