¡A comer! Un paseo por la Feria Masticar 2013

Por: Geo Rubiolo

feria-masticar-2013_0004La semana pasada, durante 4 días, se celebró una fiesta a la comida, esa fue la sensación que daba cuando entrabas a este sitio donde se mezclaban aromas, sabores y personas dispuestas a probar lo mejor de la gastronomía argentina.

Había más de 40 stands que ofrecían todo tipo de delicias (cuál elegir era el principal “problema”!)

El mecanismo de compra era simple: había puestos de venta de tickets que hacían las veces de dinero, los stands de comida no aceptaban plata. No había platos más caros de 45 pesos, todos eran porciones medianas, como para probar de todo un poco.

Había que empezar por algún lado, la decisión no fue fácil.

El primer plato fue sushi de MPalermo, unos rocoto rolls con salsa picante que nos dejaron con ganas de más.

El elegido para seguir fue el stand de Gajo (Gastronomía Argentina Joven), un grupo de cocineros que te atraían a los gritos prometiendo “los mejores langostinos salteados”. Y si, eso probamos. Una especie de guiso de cebada perlada, langostinos, panceta ahumada, cebolla colorada y de verdeo, que, juntos, hacían una fiesta de sabores a la que no queríamos faltar.

La siguiente parada fue Puratierra, donde probamos un sándwich de bondiola en pan de grasa, rúcula, chutney, mostaza en grano y pera asada que resultó, a nuestro humilde parecer, el mejor plato de los que probamos. Los sabores, todos “importantes”, se mezclaban en una perfecta armonía.

Seguimos el recorrido por Tegui, el restaurante de Germán Martitegui (que era quien te tomaba el pedido) que ha sido elegido como uno de los mejores restaurantes de Latinoamérica. Ahí elegimos carrillera de vaca sobre puré de papas al carbón con criolla de damascos. Una delicia, sin más palabras.

El fin del recorrido salado fue en el stand de Francis Mallman, con un sándwich de pan a la chapa con cordero y tomates al chimichurri que daban ganas de no irse nunca más de ahí.

De postre elegimos un clásico, tiramisú de Cucina Paradiso, el restaurante de Donato de Santis, que estaba parado frente a su stand invitando a los que pasaban a probar sus pizzas con un megáfono y a los gritos, en un muy divertido estilo italiano.

Una gran idea la de la Feria Masticar, que le da la posibilidad de probar estas exquisiteces a mucha gente que no puede por ahí acceder a una comida en cada uno de los restoranes participantes.

Mucha gente, buena onda, muchos cocineros “famosos” dando vueltas por la feria saludando y sacándose fotos con todo aquel que lo pidiera, buena comida, bebida… en fin, una fiesta.

 

3 Comments

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. ¡¡Lindo, lindo, lindo!!
    Tengo la sensación de que me he perdido más de una cosa importante durante esta semana y eso que recién arranca.
    Espero las noticias del after gastroblogger cordobés con suma ansiedad y nostalgia.
    Saludos, Mauro !

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*