Carne de caballo para consumo

caballo-para-consumo

“Hay que ser experto para diferenciar la carne equina de la vacuna”

Esas fueron las palabras de Hugo Corrales, ex-titular de Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal de Paraguay (Senacsa), al referirse al hecho de que incautaron carne de equino en el Mercado de Abasto de Asunción.

caballos-salvajesConfieso que nunca probé carne equina y que, en cierto punto, me daría algo de impresión hacerlo. Pero no fue eso lo que llamó mi atención, maxime a sabiendas de que el Obama autorizó el consumo en USA, que Europa la consume desde tiempos inmemoriales y de que el SENASA permite la faena de equinos para consumo humano.

Lo que despertó mi atención fue que el ex titular de Senacsa de Paraguay describa el sabor de esta carne con un parecido tal al de la vacuna que consumimos a diario en Argentina y que la misma Wikipedia diga:

La carne se ha considerado como más dulce, tierna, y baja en grasas, alto contenido en proteínas que las de cerdo o ternera.

 Carne de caballo en números. En este tema, nuestro país registra números como:

  • En 2010 Argentina exportó 23.880 toneladas de carne equina;
  • ese año genero más de US$75 millones;
  • los principales destinos son Rusia, Holanda, Francia, Italia, Japón, Bélgica y Alemania;
  • en ese momento, Argentina contaba con 1900000 caballos registrados;
  • este volumen representa el 7% de la venta de carne vacuna.

Y ustedes, ¿probaron carne de caballo?

8 Comments

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Unos datos más: en Argentina existen solo 4 frigoríficos autorizados para exportar carne equina. Según versiones, solo queda uno funcionando en la Patagonia. La exportación de este tipo de carnes fue autorizada por Carlos de Anillaco vía decreto.
    Lo más llamativo del caso es que en Argentina NO EXISTEN criaderos de caballos para consumo humano. Lo que explica el creciente abigeato de caballadas por todo el país. Por lo que puede afirmarse que la mayoría de lo exportado afuera (o consumido adentro) proviene de animales robados, sin certificados de sanidad (mucho menos de propiedad) confiables.

    • Guri, muy buen dato. Voy a buscar donde se pueda leer más acerca de esto.

      Otra cosa, ¿puede convertirse en el nuevo «gato por liebre»?

  3. Hola!

    Yo probé caballo en Italia sabiendo muy bien lo que pedía y me gustó. Acá (en Londres) hace unos pocos días hubo un revuelo bárbaro porque se comprobó que unas hamburguesas que se vendían en unas tres cadenas de supermercado contenían un porcentaje de carne de caballo.

    En este país comer caballo es como comer carne humana! O sea, lo ven como algo muy negativo. Así que los supermercados se han disculpado profusamente, han dicho que la culpa de ellos, etc etc.

  4. Yo probé carne de caballo en Italia sabiendo muy bien que era eso porque lo pedí en un restaurant. Me gustó, me pareció que tenía un gusto similar al cuadril.

    Acá en Londres hace unos días hubo un revuelo bárbaro porque se descubrió que unas hamburguesas que se vendían en tres supermercados de cadena contenían un porcentaje de carne de caballo.

    Comer caballo en este país es inconcebible y los supermercados se han disculpado profusamente, diciendo que se avergüenzan de haber puesto a la venta este producto, etc.

    • Alicia, no sos la primera persona que me cuenta eso… hay países donde se come con total naturalidad y en otros, como en Argentina, de donde soy, casi no podemos concebir la idea.

      Supongo que es una cuestión cultural.

      En lo personal tengo la intriga y la reserva de no verlo como un animal comestible.

  5. A mí eso me pasa con el perro o el gato. Aunque si al gato me lo pasan por liebre, ok, no me voy a horrorizar pero PERRO, ni loca, me sentiría muy mal de saber que lo haya comido…

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*