Apartamento, hermoso lugar para no ir a comer

Escrito el 4 Marzo 2014, 12:26am en Reseñas

Tagged with: , , , , , , , ,

Apartamento lugar para no comer_0001

Apartamento es sin temor a equivocarme uno de los bares más lindo que tenemos en la ciudad. Si, creo que nadie va a intentar refutarme esta afirmación. También es cierto que tuvierons buenos cócteles. Si, los tuvieron porque tienen una curva de experiencia sobre sus espaldas.

¿Cómo está la cosa hoy?

Apartamento-lugar-para-no-comer_0002No lo sé, pero los comentarios que me llegaron no son muy optimistas. Si bien fui muchas veces, nunca fui a cenar a Apartamento y siempre que fui a tomar algo me incliné para el lado de las cervezas por una simple cuestión de gusto personal. También tomé Campari. Ahora bien, ¿que debe hacer una persona como yo cuando recibe comentarios que viene de varias fuentes contando que tal trago clásico no contaba con tal o cual cosas como debe ser, o que tal o cual pizza no estaba rica o que a la comida de ahí “la preparan en Mordor”? ¿Qué pasa cuando uno se queja en tuiter sin mencionar al lugar y alguien le pregunta si está cenando en Apartamento? ¿Qué debe hacer un chusma de la gastronomía como lo soy yo? Simple, IR.

Entonces, fui.

Y no me gustó lo que vi. Para ser justo confieso que sigo con una gripe que me tiene a mal traer desde hace varios días y que fui solo buscando tomar una cerveza como para romper la rutira de estar en reposo. Ya que estaba allí aproveché para pedir algo para picar, pedí unas Papas Bravas($50) y este fue el principio del fin.

Apartamento-lugar-para-no-comer_0003

No es la primera vez que pido papas/patatas bravas, lo hago siempre. Hasta puedo decir que tengo la suerte de haber probado papas bravas no solo en varios bares y restaurantes sino en varios países y hasta en dos continentes. Es la primera vez que me las sirven sin picante, con queso y con papas recalentadas en microondas.

Insisto, el lugar es hermoso, la atención es siempre buena, la buena onda siempre está pero la “masa crítica” viene con algunas tuercas que ajustar. Viene así desde hace algunos meses. Y creanme que cuento solo experiencias personales para no tener que dar nombre de terceros que poco tienen que ver con este modesto blog.

Ahora bien, y a modo de ejemplo, les pido que me digan a ojo de buen cubero si exagero yo diciendo que esta papa (y ya pasando por alto que es una patata brava o no) está reciclada y recalentada en microondas o solo se chamuscó por… ¿aburrimiento? ¿efecto invernadero? o KE?!

Apartamento-lugar-para-no-comer_0004

En Twitter llegaron a decirme “yo en tu lugar, no las pago”. No fue mi caso. Pagué, dejé propina y me retiré pero con un sabor amargo que no creí que llevaría a mi casa, creí haber ido a lo seguro y veo que me confundí.

Es decir, chicos… tienen TODO para hacerlo bien, pues háganlo. Por lo pronto Apartamento me parece un hermoso lugar para no ir a comer.

Recibe noticias por email:

Comentarios (7)

  1. Matias — 5 Mar ’14 a las 2:58 pm

    Que haces Mauro! buena nota, no fuí a cenar nunca a Apartamento supongo que será de la calidad de Milk ¿?… Solo hago una observación, tuve la suerte de recorrer bastante España y en muchos lugares las patatas bravas no son picantes, son papas hervidas con mayonesa de ajo o alioli, (muy similares a las que preparan en los gallegos de Alta Gracia), en otras provincias si llevan un pimentón picante pero NUNCA queso.

    Responder

    • Mauro — 5 Mar ’14 a las 3:34 pm

      Buen punto! Yo siempre las comí con picante, allá, en Chile y en Córdoba. Como quiera que sea las papas al microondas y con queso me parece que no da.

      Btw, como andas?!

      Responder

  2. Matias — 5 Mar ’14 a las 4:52 pm

    Bien, recién llegado de Colombia, cuando tenga un tiempo voy a escribir una reseña de los sabores de esas tierras.
    Leí lo de la sopa paraguaya podrías hablar de las arepas, se hacen con la misma materia prima.

    Responder

    • Mauro — 6 Mar ’14 a las 9:20 pm

      Que lindo! Tengo ganas de conocer esa parte!

      Avisá cuando esté la reseña para leerla.

      Responder

  3. geo — 9 Mar ’14 a las 7:20 pm

    Mauro, hace tiempo que te leo tanto por aca como por twitter y cdo leí esta nota me dije hay que ver que tal es este lugar, no lo conocía pero si había escuchado comentarios así que anoche nos decidimos y fuimos con una amigas a probar suerte.
    Empecemos por cuando llegamos el lugar estaba lleno, pero tuvimos suerte de no esperar mas de 10 minutos hasta que una mesa se desocupó. Llegamos y la mesa no estaba limpia, sino que tenía los restos de los comensales anteriores, (démosle el beneficio de la duda y digamos que nos hicieron pasar rapido y no tuvieron tiempo de limpiar). El mozo vino y limpio todo y se fue, tardo casi 20 min en volver para tomarnos el pedido, cuando lo hacemos pedimos piza de rucula con jamón crudo y una cerveza, la cerveza que pedimos justo no la tenían y la piza cuando la trajeron lo hizo otra persona que no era el mozo e iba preguntando mesa por mesa quien habia pedido la piza, la cual ademas tardó otros 20 min en aparecer y cuando llego estaba fría, y el jamón crudo casi que brillaba por su ausencia. (hasta ahora mi opinión no varia mucho de la tuya pero si hay una diferencia, el mozo y la atención un desastre).
    Como habías dicho que los tragos eran muy buenos, le dimos la oportunidad de salvar los errores y encontrar al fin algo bueno, pedimos 2 tragos los cuales también tardaron mas de 20 min en aparecer (cuanto honestamente puede tardarse en hacer dos tragos???) y cuando lo hicieron también fue otra persona que los trajo y preguntaba mesa por mesa quien había pedido los tragos.
    En fin, una mala en todo sentido, opino que el servicio es un desastre, la comida también (los tragos no fueron nada del otro mundo) y lo único que los salva es el lugar, que es hermoso. Creo que les falta bastante….

    Responder

    • Mauro — 9 Mar ’14 a las 7:49 pm

      Geo, gracias por comentar… si prestás atención digo que tienen una curva de experiencia en sus espaldas (algo que es absolutamente cierto) pero también que los tragos “fueron buenos”, hoy solo recibo malos comentarios.

      Es una pena porque el lugar es uno de los mejores.

      Igual, insisto que no es mucho lo que le falta para volver a ser un lugar al que den ganas de ir. Solo ajustar algunas tuercas. Espero lo hagan.

      Responder

Dejá una respuesta